Título: “El hombre que plantaba árboles

Autor: Jean Giono.

Editorial: Duomo Ediciones.

Edad aproximada: de 11 en adelante.

Hará cosa de cuarenta años, un caminante hizo un viaje por unos montes poco frecuentados por turistas. Todo estaba lleno de las ruinas de unos pueblecitos abandonados, pero un día, en una desesperada búsqueda para encontrar agua, el caminante divisó a un pastor solitario, Elzéard Bouffier. Este lo llevó a su casa y por la noche, el pastor cogió un saco de bellotas y seleccionó las mejores, exactamente las cien mejores. A la mañana siguiente, se llevó el saco de bellotas, lo metió en un cubo de agua y marchó a través de las colinas, haciendo agujeros, y en cada uno introducía una bellota. Aunque no era su finca y seguramente no sería de nadie, él ya había plantado cien mil bellotas ya que llevaba sembrándolas tres años. De estas, solo llegarían a germinar unas veinte mil, de las que la mitad se echarían a perder por culpa de los roedores. Así que saldrían 10.000 robles donde antes nada crecía. Pero el pastor no solo plantó robles, sino también abedules y hayas.

Al cabo de un tiempo, el caminante se fue a combatir a la guerra en la que estuvo cinco años, pasados los cuales volvió a aquellas colinas. Pensaba que el pastor habría muerto a causa de la guerra, pero se dirigió a su casa y ahí lo encontró. Se quedó con él un tiempo y comprobó que los árboles ya eran mucho más grandes que él porque ya habían cumplido diez años.

Pasaron más de veinte años y el caminante regresó de nuevo para comprobar si el pastor seguía vivo y si los árboles habían crecido. Y en efecto, los árboles ya eran enormes y el pastor continuaba con su labor. Los árboles habían humedecido la tierra. Con la reaparición del agua salieron sauces y flores, se formaron prados, jardines…

Recomiendo este libro porque me parece increíble que un solo hombre haya podido crear tanta vida y que un pastor solitario haya cambiado tantas cosas. Este libro nos enseña que los pequeños gestos pueden cambiar mucho las cosas y también lo importantes que son los árboles, ya que pueden transformar unas colinas y llanuras sin vida en un gran paraíso natural e incluso cambiar a sus habitantes. También nos enseña que todos somos importantes y que podemos hacer algo que deje huella. Una historia muy bonita y muy bien escrita que trata de la naturaleza y además, al estar en primera persona, me gusta porque así el protagonista expresa mejor sus sentimientos.

Ilustración hecha por un alumno del Colegio Público de Educación Especial Gloria Fuertes de Andorra (Teruel)

2 comentarios en “El hombre que plantaba árboles

  1. Unai, otra recomendación tuya con la que coincido plenamente. Además, leí este libro hace pocos meses. Me gustan especialmente los libros, que sin ser recientes, parecen que los han escrito ayer. Así se reconoce un clásico. ¡Bravo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s