Librerías de Jorge CarriiónEn un día tan especial como hoy, a punto de abrir las puertas de Librería Canaima para celebrar otro Día de las Librerías, queremos permitirnos compartir con ustedes una reflexión sobre nuestro oficio, el de librero, un oficio hermoso y difícil que se encuentra amenazado, pero que cuenta (parafraseando a Pablo Neruda) con una mala salud de hierro. Y queremos hacerlo invitándoles a leer el libro finalista del Premio Anagrama de ensayo 2013 que se editó hace unas semanas titulado “Librerías“, escrito por Jorge Carrión, quien, a lo largo del ensayo, crea una cronología del desarrollo de las librerías y de su transformación en lugares culturales, en puntos de encuentro o centros neurálgicos de resistencias políticas.

Carrión, que tiene una magnífica carrera como narrador (no exenta por cierto de discusión), afronta el significado social de las librerías de un modo brillante y entretenido, realizando un viaje a través del recuerdo de las librerías que fueron y de las que son, de aquí y de allá, en una suerte de guía de viajes por las librerías que tienen algo que contar, librerías especiales de todo el mundo que suponen algo especial en los lectores, en sus clientes.

En su libro aprendemos (o confirmamos, más bien) que no existe un solo tipo de librería: existen las librerías basadas en la novedad editorial, en los best-sellers; existen las que ofrecen libros viejos o de saldo, que siempre prometen una aventura, el hallazgo del tesoro perdido; las que te ofrecen un café o un té para prolongar la experiencia lectora; las que, de pura pasión por el género en el que se han especializado, se convierten en bazares maravillosos; las que organizan exposiciones o charlas creando un nuevo punto de irradiación cultural para la ciudad; las joyas arquitectónicas que llaman al lector a visitarla casi como a una obra de arte…

Pero en casi todas ellas, lo que marca la diferencia es la persona que el lector puede encontrar en ella: el librero, la librera, personas amantes de los libros y la lectura, independientes e inseguras casi siempre, pero muy atrevidas al dedicar su vida a un negocio en el que saben perfectamente que nunca harán mucho dinero, pero que les reporta la satisfacción de fomentar la lectura, crear cultura para su ciudad y, casi siempre, forjar hermosas amistades. La librería, en muchas ocasiones, se convierte así en espacio de libertad, de encuentro y de pasión.

En “Librerías“, al tratarse de un viaje personal, y como ocurre siempre en estas ocasiones, ni son todas las que están, ni están todas las que son, por supuesto, pero sí que nos invita a realizar nuestro propio viaje, el viaje que cada lector hizo o siempre quiso hacer alrededor del mundo a través de las librerías. Ojalá hubiera un lector (uno solo ya sería un gran regalo) que incluyera a Canaima es ese viaje personal. Para nosotros sería un gran gran regalo.

(Publicado en el blog de Librería Canaima.)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s